Loading...

BIENVENIDA

Este blog pertenece a la cátedra "Problemáticas Espaciales Americanas". Del 4º año Geografía del ISFD nº54 de Florencio Varela, Buenos Aires.Aquí se darán a conocer muy diversas situaciones conflictivas que ocurren en este continente tan lleno de contrastes. Estos conflictos involucran tanto el aspecto ambiental, como social, cultural y económico

martes, 31 de agosto de 2010

LOS GRANDES RIOS DE AMERICA LATINA

Los Peces y las Pesquerías

De los cuatro mayores sistemas de ríos con llanura de inundación de América Latina, considerados según su caudal en la desembocadura, tres tienen un régimen climático tropical: Amazonas, Orinoco y Magdalena. El sistema del Plata, que tiene como componente principal al río Paraná, tiene sus tramos superiores bajo un régimen climático tropical y su desembocadura bajo un régimen climático templado.
Los respectivos regímenes de inundación llevan a que en todos ellos se puedan diferenciar cuatro fases hidrológicas (Bayley y Petrere, 1986; Novoa, 1986; Quirós y Cuch, 1986; Valderrama y Zárate, 1986): una fase de aguas bajas, cuando el río está contenido en su canal principal, canales secundarios y cuerpos de agua permanentes de la llanura de inundación; otra fase de aguas en ascenso, desde el momento en el que el nivel del agua excede el nivel de inundación (“bankfull”), y otras dos fases, de aguas altas y de aguas en descenso respectivamente (Welcomme, 1985). Sin embargo, la severidad (intensidad y duración) de las fases de inundación son variables entre ellos. El flujo de energía que sustenta la producción biológica del sistema acuático en general y de las comunidades de peces en particular, tiene su principal origen en la producción primaria de las plantas superiores. Al igual que en los grandes ríos tropicales de Africa (Welcomme, 1986), la producción primaria del fitoplancton en el sistema como un todo, es baja en comparación con la de las plantas superiores en la llanura de inundación (Bayley y Petrere, 1986; Quirós y Cuch, 1986).
Para los ríos tropicales africanos con llanura de inundación los factores edáficos parecerían ser sólo factores muy secundarios en determinar la producción básica del sistema y en particular su rendimiento pesquero (Welcomme, 1986). Esto parecería ser también vá ido a escala global para ríos tropicales, con excepción de los sistemas de “aguas negras” con niveles de sólidos disueltos muy bajos (Welcomme, 1985). Para los ríos con llanura de inundación, al igual que para otros sistemas acuáticos, la entrada de nutrientes al sistema ocurriría a partir de la roca madre y los suelos de la cuenca de drenaje. Sus características y el régimen climático determinarían los niveles de nutrientes en el sistema acuático (Ryder, 1982). En aquellas regiones donde la roca está empobrecida y los suelos excesivamente lavados, la principal entrada de nutrientes provendría de las lluvias (Welcomme, 1986). Otras entradas de nutrientes y de carbono reducido provendrían, al igual que en otros ríos con llanura de inundación, de las actividades agrícolas y de cría de ganado en la llanura durante la estación de seca (Welcomme, 1986). En sistemas con extensas cuencas de drenaje, los principales ríos componentes comúnmente presentan apreciables diferencias en sus niveles de nutrientes disueltos y ligados al sedimento en suspensión, que dependen a su vez de sus respectivas subcuencas de drenaje. Los niveles de nutrientes totales aumentarán o disminuirán hacia los tramos medios e inferiores del río según sea el régimen climático de las zonas que atraviese, las características edáficas y climáticas de las subcuencas de los tributarios principales. Por ejemplo, para el Amazonas los mayores niveles de sólidos disueltos ocurren en la cercanía de la Cordillera de los Andes y disminuyen hacia aguas abajo debido a los efectos de los ríos tributarios con menores niveles de sólidos disueltos (Bayley y Petrere, 1986).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada